Imaginando una ciudad para la infancia

Llevo días imaginando una ciudad donde niñas y niños crezcamos libres y más felices. Una ciudad con menos ruido, menos coches, menos gris, con aire más limpio, con más verde y más lugares en los que jugar en la calle. Como las de antes.