¿Por qué Algodón Orgánico?

Desde Hi Little! tenemos un fuerte compromiso para frenar el cambio climático, así como proteger la piel de niños y niñas, garantizando que el impacto de nuestras prendas no deje una huella negativa, ni en las personas, ni en el planeta. Por lo tanto, existen muchas razones por las que trabajamos con algodón orgánico y por qué nuestra elección se basa en las mejores certificaciones del mercado como GOTS o OekoTex:

No daña el medioambiente y no contamina el agua.
El cultivo convencional de algodón se extiende al 3% de la tierra y utiliza el 25% de los productos químicos fabricados en todo el mundo. El cultivo de algodón orgánico mejora la fertilidad de la tierra y su ecosistema, ya que se basa en la rotación de cultivos.

Desde Hi Little! tenemos un fuerte compromiso para frenar el cambio climático, así como proteger la piel de niños y niñas, garantizando que el impacto de nuestras prendas no deje una huella negativa, ni en las personas, ni en el planeta. Por lo tanto, existen muchas razones por las que trabajamos con algodón orgánico y por qué nuestra elección se basa en las mejores certificaciones del mercado como GOTS o OekoTex:

No daña el medioambiente y no contamina el agua.
El cultivo convencional de algodón se extiende al 3% de la tierra y utiliza el 25% de los productos químicos fabricados en todo el mundo. El cultivo de algodón orgánico mejora la fertilidad de la tierra y su ecosistema, ya que se basa en la rotación de cultivos.

Desde Hi Little! tenemos un fuerte compromiso para frenar el cambio climático, así como proteger la piel de niños y niñas, garantizando que el impacto de nuestras prendas no deje una huella negativa, ni en las personas, ni en el planeta. Por lo tanto, existen muchas razones por las que trabajamos con algodón orgánico y por qué nuestra elección se basa en las mejores certificaciones del mercado como GOTS o OekoTex:

No daña el medioambiente y no contamina el agua.
El cultivo convencional de algodón se extiende al 3% de la tierra y utiliza el 25% de los productos químicos fabricados en todo el mundo. El cultivo de algodón orgánico mejora la fertilidad de la tierra y su ecosistema, ya que se basa en la rotación de cultivos.

Ayuda a mejorar la salud de los productores y garantiza los derechos laborales de las personas trabajadoras.
Es por eso que, además, nuestros proveedores textiles cumplen con garantías de trabajo basado en la igualdad de derechos humanos, sin explotación laboral con salarios y horarios dignos y rechazan el trabajo infantil. 

Protege la piel de niñas y niños.
Al evitar su exposición a sustancias tóxicas perjudiciales para  la salud, el algodón orgánico es una opción de prenda perfecta para las pieles más sensibles, como es la de los niños o de personas con dermatitis atópica. Por eso, es la mejor opción para cuidar cualquier piel y el planeta.